lunes, 10 de julio de 2017

Está Paloma negada al dialogo

La diputada Paloma Guillén Vicente asegura que no se puede analizar la posibilidad de armar a los ciudadanos para defenderse de la violencia, porque no es un tema que no está en discusión.

Su respuesta es determinante.

Ni siquiera deja ver la posibilidad de atender el llamado de los empresarios y comerciantes de Tamaulipas, quienes en los últimos días han estado exigiendo que la ley les garantice el derecho de armarse, para defender sus negocios y su propia vida, ante el terrible clima de violencia que existe en el estado.

La respuesta de Paloma Guillén confirma que los diputados federales caminan por un lado y los ciudadanos van por otro, lo cual corrobora que no representan a la sociedad, sino a los grupos de poder que los mantienen en la comodidad del poder legislativo federal.

Es por este tipo de contestaciones que los ciudadanos no creen en los políticos y en especial, en los diputados federales, quienes con sus respuestas cierran toda posibilidad de escuchar, atender y dialogar con la sociedad cuando este es su trabajo. ¿Cómo la ven?

jueves, 29 de junio de 2017

Apoyan a Luebbert los consejeros

Tiene mucha razón Luis Enrique Arreola y Juan Alonso Camarillo cuando aseguran que el gobernador Egidio Torre Cantú fue el culpable de la derrota del PRI en Tamaulipas por hacer un mal gobierno.

Sin embargo, no podemos descartar lo que hicieron también en sus gobiernos el carismático Eugenio “Geño” Hernández Flores y el muy inteligente Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Y es que habremos de recordar que Tomás con su actitud de ser superdotado y tenebroso, alejó a muchos priistas y luego, dejo en su lugar a Geño, quien borró de tajo a cientos de proveedores y constructores para quedarse con todo el pastel que significa el gobierno estatal y esto provocó una escisión en el priismo tamaulipeco.

Ambos exgobernadores, terminaron el exterminio político que Manuel Cavazos Lerma inició cuando eliminó con el apoyo de Carlos Salinas de Gortari, los cacicazgos obreros y los liderazgos regionales que equilibraban el poder en el estado.

Así que de pronto los hijos del Nuevo Amanecer se quedaron con el estado, sin adversarios ni enemigos que pudieran hacerles sombra y lo dominaron por 24 años e hicieron todo lo que les dio la gana como imponer a sus amigos, colaboradores y cómplices en cargos partidistas, como diputados, presidentes municipales, delegados federales y crearon un cacicazgo pero estatal y no regional como estaba antes.

De tal manera que muchos de los que iniciaron en la época del Nuevo Amanecer se quedaron para ver el anochecer de Tamaulipas con la derrota de Baltazar Hinojosa Ochoa y así acabó esa oscura etapa de la historia que se distinguió por el saqueo, la corrupción, impunidad, el inició de una etapa de violencia e inseguridad que aún no termina y que promovieron estos ex gobernadores.

El caso es que Oscar Luebbert Gutiérrez proviene de esta pléyade de ilustres tamaulipecos y que ahora, después de corromper hasta las mismas filas del priismo, buscan volver a dirigirlo como si nunca hubiera pasado nada.

Es importante comentar que Egidio Torre Cantú tan sólo fue un salvavidas de esta pandilla transexenal y que rescató lo que hubieran podido perder con el asesinato de Rodolfo Torre Cantú.

Así que después de haber leído un discurso muy emotivo, con mucha entereza y con un gran sentido político, la cúpula del PRI nacional que lo escuchó con gran emoción lo impuso, pero sin tener la menor idea que Egidio no era el gobernante que Tamaulipas necesitaba para ese momento.

Pero bueno, Torre Cantú en seis años de gobierno no hizo nada rescatable o que se pueda mencionar, sino todo lo contrario, creció la violencia en todos los sentidos y el saqueo de recursos públicos fue inconmensurable de tal manera que continúo beneficiando a los mismos de siempre que nacieron con el Nuevo Amanecer y eso lo llevó a la derrota electoral.

Por cierto, el anochecer de Tamaulipas es todo un tema que seguirá dándonos de que hablar, porque Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington Ruvalcaba, Geño Hernández Flores y Egidio Torre Cantú quieren imponerse ante las nuevas generaciones y el PRI es el camino ideal para tratar de volver a apoderarse del estado.

En fin, nos aseguran que Luebbert tiene muchas posibilidades de llegar a la dirigencia del PRI en Tamaulipas, porque está en contacto permanente por el washap con la mayoría de los consejeros priistas del estado, pero habría que preguntarle si tiene en su washap el contacto de quién lo definirá, del Jefe Supremo del PRI nacional, porque como todos saben los consejeros no serán quienes lo definan. ¿O sí? Pues si eso es de esa manera, entonces, habremos de verlo…

jueves, 22 de junio de 2017

Luebbert molesto por el nuevo delegado de la SCT

El priista reynosense, Oscar Luebbert Gutiérrez, está muy ofendido porque el gobierno de su presidente Enrique Peña Nieto avaló el nombramiento de William Knigth como delegado de la Secretaria de Comunicaciones y Transporte en Tamaulipas. 

Lo que sucede es que Knigth ha sido señalado como cómplice del ex gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, pero nunca se le ha comprobado nada y por lo tanto, hasta que no se le acuse formalmente de algo está limpio de cualquier acusación.

Es algo así como lo que le sucede al ex gobernar Eugenio Hernández Flores, a quien el gobierno de Texas acusa como lavador de dinero y el gobierno federal no le hace nada, porque aquí en México está exonerado.

Luebbert dice en el Twitter que rechaza la concesión que el gobierno federal le hace al PAN, ya que el nuevo delegado de la SCT es suegro del senador Roberto Gil Zuarth y esto no tiene nada que ver porque tiene 30 años de trabajar en el gobierno federal.

Es casi lo mismo que sucede con Aureliano Salinas Peña quien es delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y cuñado del ex gobernador Eugenio Hernández Flores y Oscar Luebbert nunca ha dicho nada.

De igual manera sucede con Miguel Cavazos Guerrero, delegado del Programa Oportunidades en Tamaulipas, hijo del ex gobernador Manuel Cavazos Lerma, quien tiene muy negros antecedentes, pero nunca le han demostrado nada y Luebbert nunca, ni por error ha cuestionado su presencia en esa dependencia federal. ¿Cómo la ven?

No cabe duda que los priistas como Oscar Luebbert Gutiérrez, esos que están en la cúpula se les olvida de pronto que “para tener la lengua larga es necesario tener cola corta”. ¿Verdad?

miércoles, 14 de junio de 2017

¿Quién hizo los 40 mil uniformes?

El secretario de Administración, Jesús “Chucho” Nader, advirtió a los empleados del gobierno estatal, que aquél no porte el nuevo uniforme se le impedirá el acceso a las oficinas o se le descontará un día de trabajo.
Claro que esta estricta medida se aplicará hasta la próxima semana, ya que los 40 mil uniformes que han sido elaborados serán entregados hasta el viernes.

Y las preguntas claves serían:

¿Licitó el gobierno de “Los Vientos de Cambio” esa fabricación de uniformes?

¿Se podría conocer el nombre de la empresa y el monto que pagaron?

No es por echarles a perder el negocio, pero Chucho Nader no tiene buena fama de ser muy honesto que digamos, ya ven como salió de la delegación del IMSS Tamaulipas y hasta José Julián Sacramento lo ventaneo en la tribuna del senado de la República, lo cual ha quedado asentado en la gaceta parlamentaria de ese día.

Y es que Nader tiene fábrica de uniformes y no vaya a ser que el mismo se haya dado el contrato, porque eso en el actual gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca no está permitido, son muy estrictos con los proveedores y no se le permitiría hacer negocios si es funcionario público. ¿O sí?

Es importante que se esclarezca este asunto de los uniformes porque se sabe que lo que se está entregando es el uniforme de la temporada primavera-verano y faltan otros 40 mil uniformes para otoño- invierno y esto representa una ganancia millonaria para quien los mandó a fabricar y esperamos que pronto lo hagan, porque la sospecha y los rumores sobre el tema están llegando a todo el estado y no conviente generar un ambiente de sospechosismo rumbo al 2018. 

martes, 13 de junio de 2017

Evaluará PAN a los alcaldes

El dirigente del PAN, Francisco “Kiko” Elizondo aseguró que serán los ciudadanos quienes decidan la reelección de los 26 presidentes municipales que tiene su partido en el estado.

Y por supuesto que Kiko tiene mucha razón, ya que son ellos los jueces del trabajo que realizan los gobiernos todos los días en los municipios y saben sí estos cumplen con sus responsabilidades.

Esta es una buena decisión de Acción Nacional, ya que está acorde con el “Tamaulipas de Todos”, donde se le da voz y voto a la ciudadanía para que califique a sus presidentes municipales y puedan ser reelegidos como candidatos.

De antemano sabemos que Enrique Rivas Cuellar y Andrés Zorrilla Moreno serán reelegidos, ya que los ciudadanos y el sector productivo, comercial y de servicios los han reconocido y los han aprobado por su interés de promover a su municipios para lleguen más inversiones y empleos.

Es por ello que Rivas Cuellar ayer mismo se encontraba en León, Guanajuato visitando el Parque Industrial Oradel donde revisó junto con los empresarios Orfelio Quintanilla y Héctor Martínez del Grupo Kalos, los planes de atracción de industria y modelos de promoción para Nuevo Laredo.

Y en el caso de Andrés Zorrilla Moreno, la semana pasada recibió en Nayarit el reconocimiento nacional por mantener limpia a Playa Miramar y ser la única del Golfo de México con este reconocimiento.

Por esta razón, Rivas y Zorrilla están llamados a reelegirse, tienen una alta aceptación popular y por supuesto por llevar a cabo lo establecido en el Plan Estatal de Desarrollo, dado a conocer hace unos días por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Sin embargo, en el caso Maki Ortiz Domínguez y de Alma Laura Amparán, es muy seguro que reprueben la evaluación ciudadana y seguro que no se van a reelegir, ya que de hacerlo pondrían en peligro al PAN, porque no le han cumplido a la gente y se han preocupado más por atender a sus familiares y los compromisos con sus amigos y cómplices.

Ambas alcaldesas generaron muchas expectativas porque iban a gobernar los municipios que son motores del desarrollo en Tamaulipas y con ellas al frente, ese motor empezó a fallar y no encuentran como ponerlo a caminar al mismo paso que el gobierno estatal.

Existen otros casos como el de Oscar Almaraz Smer quien sí su partido no lo coloca como candidato a la diputación federal, tiene muchas posibilidades de repetir en el cargo de la presidencia municipal.

Cabe señalar que Almaraz Smer ha sabido hacer equipo con el gobernador García Cabeza de Vaca y en los hechos, demostrado que sólo el trabajo mata cualquier grilla que le pudieran crear.

Claro que esto mismo no sucede con Chuchín de la Garza en Matamoros, quien ha dejado la conducción de su gobierno en manos de la pandilla que comanda Abelardo Martínez y hacen lo que les viene en gana con la administración municipal.

Son los representantes del grupo Matamoros que en un principio creo Manuel Cavazos Lerma, mantuvo Tomas Yarrington y en últimas fechas el fracasado Baltazar Hinojosa a quien en la próxima elección harán a un lado para ellos definir quiénes serán los candidatos del PRI y sí Chuchín los sigue dejando gobernar o mejor dicho, hacer negocios, es seguro que lo dejen.

En Tampico, la maestra Magdalena Peraza Guerra no tendrá ningún problema para repetir como
candidata, ya que ha demostrado que aún tiene la suficiente fuerza, habilidad y colmillo para ganar una vez más.

Sin embargo, tendrá que ser muy inteligente para superar la andanada que le llegará con la ola panista, ya que Tampico se ha convertido en un municipio muy deseado por el PAN y la lucha que se espera, será pronóstico reservado.

En fin, el dirigente panista, Kiko Elizondo, debería de aprovechar esta evaluación ciudadana que harán, para revisar lo que la gente piensa de la actuación del gobierno estatal y conozcan lo que deben cambiar y mejorar, pero en especial, a quiénes deben hacer un lado, porque ya no pueden andar improvisando. Así de simple.

lunes, 29 de mayo de 2017

Confirma Poncho traición al PRI

La asistencia de Alfonso “Poncho” Sánchez Garza a la presentación del libro del ex gobernador panista, Rafael Moreno Valle, ha descubierto el verdadero rostro de muchos priistas del estado que como él, fueron designados candidatos del PRI cuando realmente sus intereses políticos siempre habían estado con el PAN.

En el caso de Poncho no es de extrañarse, su familia es de reconocido abolengo panista y siendo un presidente municipal priista apoyó a distinguidos militantes del PAN en cargos administrativos y como nadie le dijo nada e hizo lo que quería, después ayudo a que Lety Salazar Vázquez ganará la alcaldía, quien luego le correspondió su ayuda con favores y puestos para algunos de sus amigos, socios y cómplices.

Así de ese nivel son los principios con que Poncho Sánchez se maneja en el panorama político y por misma razón, ahora apoya a Morena quien con esto se confirma que se está llevando la mugre que el PRI está dejando regada por todo el estado.

Es por ello que en la pasada asamblea municipal priista, algunos militantes le gritaron traidor y aunque nos dicen que sólo se sonrojó, ni siquiera se inmutó, hizo como que no prestaba atención y siguió sentado porque su desfachatez, deshonestidad y vulgar ambición no tiene límites.

De tal manera, que cuando le preguntaron sobre su presencia en el evento del aspirante panista a la candidatura presidencial, Poncho Sánchez, dijo que había asistido por invitación de sus amigos, Ramón Antonio Sampayo y Jorge Almanza, quienes son reconocidos panistas de Matamoros.

Sin embargo, no es de extrañarse, Sánchez Garza no le tiene respeto al PRI y a su militancia, porque se vinculó a este partido político por los intereses que se manejan en la política y la relación que la familia de su esposa tiene con el poder.

Es por ello que Sánchez Garza no tiene escrúpulos ni conoce el respeto que le debe al PRI, ya que todo lo que ha sido en la vida política se lo debe y ahora que se encuentra en la derrota, busca abandonar el barco hundido como las ratas al sentirse perdidas y sin adonde ir.

Lo más grave del asunto es que el presidente municipal, Jesús “Chuchín” de la Garza Díaz del Guante, al darse cuenta de lo sucedido a Poncho Sánchez, publicó en su cuenta de Facebook:

“No podemos permitir que haya fisuras en nuestro partido, ni a nivel nacional, ni a nivel estatal, ni
mucho menos a nivel municipal”.

¿Qué tal? Esto confirma que la cúpula del PRI en Matamoros camina en un sentido muy diferente al de la militancia, pero esto también sucede en todos los municipios de Tamaulipas y es lo que llevó al tricolor a sufrir la derrota el pasado proceso electoral.

Esto ratifica que Chuchín defiende a Poncho pero no está fuera de lugar, ya que el presidente municipal de Matamoros tiene una gran simpatía por el PAN y es posible que en la próxima elección se deje ganar, si es que antes no reaccionan los verdaderos priistas e imponen a otro candidato que realmente quiera a su partido.

En fin, el PRI en Tamaulipas vive momentos cruciales y su militancia está descubriendo, con cierta sorpresa, que sus distinguidos militantes son priistas empanizados, que sólo utilizaron a su partido para enriquecerse a costa del gobierno y al amparo de la impunidad.

Que se olvidaron de su partido y que nunca respetaron a la militancia, porque siempre hicieron lo que quisieron con ella, y aun lo siguen haciendo.

Si en el PRI se busca un cambio real, tiene que poner en práctica la consulta a las bases, a la participación democrática de sus militantes, quienes ya están hartos de ver que siempre son los mismos los que ocupan las candidaturas y a su partido, únicamente lo utilizan para mantener los privilegios que les ofrece el estar en el poder.

Es tiempo de cambiar, es tiempo de que la cúpula en el poder del PRI, si es que aún existe, se someta a la autocrítica y ya no se sigan auto-engañando, porque de nada les servirá si al final de cuentas se alejan cada vez más de quienes realmente los han puesto donde están, que es la militancia y a ellos se deben, aunque no quieran reconocerlo.

martes, 16 de mayo de 2017

Aumentan en Pemex los robos

Como si fuera un gran éxito, Pemex informa que son 15 programas de seguridad los que ha puesto en marcha en casi 10 años para combatir el robo de combustible cuya inversión ha sido de un poco más de 28 mil millones de pesos y saben qué. El robo en toda la red que transporta hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos sigue creciendo. 

¿Qué es lo que pasa? 

La primera impresión que es que alguien definitivamente ha ganado con la inversión de los programas de seguridad -28 mil 312 millones de pesos- y lo más seguro es que trabaje en Pemex. 

Porque no es posible que utilizando la mejor tecnología que existe en el mundo para detectar robos, estos sigan presentándose y no sabemos sí ya lo buscaron, porque si esto no es así, es urgente que lo hagan, ya que estos programas han tenido un recorte presupuestal y algunos se quedarán sin funcionar. 

En fin, dicen que en Pemex trabajan un buen número de mexicanos que ha salido a prepararse en la mejores universidades del extranjero, que forman parte de la inteligencia del país, pero cuando vemos estos resultados negativos, nos damos cuenta que pudieron haber salido del país a prepararse sólo para robarlo. ¿Será?